DSC00129 (4) (1).jpg
condesa sangrienta 30.jpg

Hace poco más de 30 años que Teatro de La Rendija fue creada en la Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Un grupo de estudiantes dieron vida a este laboratorio de creación escénica. Fundado sobre las ideas de Gabriel Weisz Carrington sobre el teatro personal, la mitad de la vida del grupo se desarrolló aproximándose a la autobiografía y el testimonio en escena. Se presentaron obras como “Estrategias Fatales”, “Condesa Sangrienta” y “Horizonte de Sucesos”, hasta que en 2001 tocó el retorno a Yucatán. 

En esta tierra dura, pedregosa, de abundante agua, pero que reclama trabajo intenso, nació en 2004 el teatro independiente Escena 40° que aglutinó a varios grupos teatrales, retomando el camino trazado por nuestros maestros, y la tradición local de teatro de grupo. Es el antecedente de un movimiento de espacios alternativos en la ciudad de Mérida.

La vocación de Teatro de la Rendija, desde su tiempo en la CDMX, fue la adaptación de espacios no teatrales para la escena. En 2009 abrió sus puertas Casa Teatro de La Rendija, laboratorio de creación escénica y hemos recibido en residencia creadores escénicos de diferentes latitudes, continuando esa labor ahora en La Rendija Sede A y La Rendija 448. Hemos sido espacio de formación para creadores, técnicos y gestores que tienen hoy sus compañías; hemos vivido para y con nuestros espectadores, los devenires de “Tío Vania 1920” de Antón Chéjov, “Medea Múltiple” de Eurípides, “Hanjo” de Zeami, “Tres Viejos Mares” de Arístides Vargas, “El divino Narciso” de Sor Juana Inés de la Cruz; tanta gente querida que va y viene, algunos se han ido, pero siguen presentes en nuestras mentes y corazones, en cada foto que José Jorge ha tomado con su paciente ojo, en cada diseño de Eduardo Barrera.

Hoy La Rendija se extiende en colaboración hasta Pozo Blanco, sede del Proyecto Ruelas, tierra fértil, de gente buena, trabajadora. Los jóvenes actores, Diego, Eve, Javier, Daniel, Alondra, Haydee, y unas varias decenas más, con Lourdes Estrada a la cabeza, nos hacen volver a la sencillez del teatro como encuentro, de estar a la luz de la luna mirándonos con asombro y alegría. 

La Rendija somos todos los que hemos pisado sus tablas, los que se han sentado en las sillas de nuestra Sede A, los que nos miraron en cada uno de los teatros que nos abrieron sus puertas, en la Muestra Nacional de Teatro, en San Antonio, en el NIPAF, en Almagro, en Tenerife; está en cada Festival de Teatro de La Rendija. Iberoamérica en Escena, y hoy, que no podemos vernos físicamente, La Rendija llega a lugares y personas que no pensábamos alcanzar, desde el Primer Festival de Festivales REDELAE que nos acercó, gracias a la tecnología, al público de toda Iberoamérica y al Primer ANTI Festival que reunió a 18 estados de la República mexicana y más de 37 espacios independientes. 

Porque creemos en el teatro, porque creemos en el encuentro, y estamos  esperando ese día en el que nuestra respiración al unísono y presencia, sea posible otra vez.

30 AÑOS

SEDE V 2.1

SecretariaCultura_Fonca_Color.png
“Esta página web es apoyada por el Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales